10 consejos para descansar en tus vacaciones

10 consejos para descansar en tus vacaciones

Las vacaciones son ideales para mejorar tu salud y liberarte del estrés que genera el día a día.

descansar-en-vacaciones

Las vacaciones son el momento ideal para desconectar de la rutina del día a día y liberarte del estrés y de la ansiedad que supone. El problema es que en la mayoría de ocasiones, durante las vacaciones, aunque nos lo pasemos genial, no descansamos como deberíamos y llevamos unos hábitos nada saludables.

Unos días que supuestamente son para descansar, los pasamos bebiendo y comiendo en abundancia, trasnochando hasta altas horas de madrugada y levantándonos a horas que casi no te permiten aprovechar el día. Unas vacaciones que están muy bien cuando tienes 20 años, pero que quizás son demasiado agitadas para cuando lo primordial es descansar.

Por ello vamos a darte una serie de consejos para mejorar tu salud mientras estás de vacaciones, y disfrutar de unos días de descanso, en los que el relax y el bienestar sean los protagonistas. No puede ser que a veces las vacaciones generen más estrés que la propia rutina diaria, y acabas más cansado que cuando empezaste.

Desde la web de Hundredrooms hemos podido extraer estos 10 consejos, ya que ellos son expertos en apartamentos vacacionales.

10 consejos para mejorar tu salud

1. Saber que te vas de vacaciones debería ser suficiente para cambiar tu estado de ánimo y alegrar esa cara mientras estás en la oficina. Vale que estés hasta arriba de trabajo y que no soportes a tu jefe, pero piensa en que en unos días estarás disfrutando de unos días en el paraíso. Sin duda, el mejor remedio para desestresarte y sacar una sonrisa.

2. Si realmente quieres desconectar del trabajo y descansar, es recomendable que estés de vacaciones entre 7 y 10 días. Menos tiempo no será suficiente como para verdaderamente cambiar el chip y conseguir desconectar, mientras que si estás de vacaciones más de 10 días, es posible que a la vuelta te encuentres con el famoso “estrés postvacacional”. Hay que ser consciente de que aunque duela, toca volver al trabajo.

3. Si de verdad no quieres oír hablar del trabajo, y quieres pasar unos días en los que tu familia y el descanso estén por encima de todo, tomátelo a raja tabla. Apaga tu teléfono móvil. Nada de consultar el correo electrónico, charlar con compañeros de trabajo ni leer noticias de prensa relacionadas con tu actividad. Lo único que hará es hacer que siempre tengas presente el trabajo y que no puedas dejar de pensar en él inconscientemente. Preocupaciones fuera.

4. Por muy importante que sea tu puesto de trabajo, nadie es imprescindible. Todo el mundo tiene derecho a disfrutar de unas vacaciones, así que no te preocupes, otro se estará encargando de tu trabajo. Ya habrá tiempo de preocuparse a la vuelta de las vacaciones. Eso sí, no está de más que trates de dejar todo resuelto y avanzado antes de irte.

5. Si quieres descansar, no escojas un destino de fiesta en el que la música dure hasta el amanecer. Existen una enorme variedad de destinos en los que simplemente tendrás que preocuparte de descansar y de disfrutar del bienestar. Unos días de playa, hamaca y sol pueden irte muy bien, aunque ahí ya entran los gustos de cada uno.

6. Debes aprovechar las vacaciones para hacer cosas que tu trabajo no te permite. Si te gusta el cine, aprovecha para ponerte al día y ver esas películas que no has tenido oportunidad de ver. Leer un libro y escuchar a tus grupos de música te ayudarán para disfrutar todavía más.

7. El ejercicio es uno de los mejores remedios para liberarte del estrés, y ahora no vale la excusa de que no tienes tiempo. Aprovecha para salir a correr, a andar, montar en bicicleta o practicar algún deporte como pádel, fútbol, tenis, natación…

8. Dedica el tiempo suficiente al descanso y trata de dormir 8 horas por las noches, y alguna siestecita a mitad de tarde. No olvides que estás de vacaciones, y que si no lo haces ahora, ¿cuándo lo vas a hacer? Si descansas como te mereces, te sentirás con mucha más vitalidad a lo largo del día, lo que te permitirá hacer más cosas y disfrutar todavía más.

9. Aunque estés de vacaciones, deberías aprovechar para disfrutar de una buena alimentación y dejar de lado los productos que consumes a diario. Llevar una buena alimentación no significa tener que comer poco. Se puede comer mucho, hasta saciarte, y hacerlo de una manera saludable.

10. Por último, si siempre te quejas de que no tienes tiempo para tu familia, asegúrate de dedicarles el tiempo suficiente y disfrutar de ellos durante las vacaciones. Te servirá para reconfortarte y para mejorar una relación que por motivos de trabajo, no puedes disfrutar como te gustaría. Haz actividades con ellos, ir a comer juntos, al cine o simplemente aprovechar para ver una película en familia.