¿Afecta tu alimentación a la calidad de tu descanso?

Existen muchos factores que pueden afectar a la manera en que descansamos. Uno de los más importantes, al que no siempre prestamos demasiada atención, es al hecho de seguir una dieta equilibrada analizando correctamente todo lo que comemos.

Antes que nada tienes que saber que la relación que existe entre la alimentación y las emociones es muy estrecha; seguramente te habrás dado cuenta de que si duermes poco y mal, seguramente te alimentaras de forma incorrecta a lo largo del día.

salud y descanso

Sin embargo, también se puede producir el efecto contrario. Si no seguimos unos patrones de sueño que sean adecuados, es posible que nuestras hormonas se atonten y de esta manera, tendremos más ganas de comer y pero lo haremos de forma inadecuada tanto en horarios como en formas. Una buena rutina es fundamental.

Por esta razón se calcula que aquellas personas que duermen menos tienen mayor riesgo de sufrir algún caso de obesidad.

Además, el hecho de no dormir adecuadamente hace que al organismo le apetezcan más los alimentos que tienen mayor cantidad de grasa.

En conclusión, el hecho de no dormir adecuadamente no sólo va a afectar a tu bienestar diario, sino que también afectará a tu dieta.

Cuidado con las cenas copiosas

La gran mayoría de dietas nos dice que el desayuno debe de ser la comida más importante del día, que en la comida nos tenemos que controlar y que la cena tiene que ser mínima. En el caso de que comamos mucho a la hora de irnos a dormir, esto podría llegar a afectar a nuestro descanso de una forma negativa.

Nosotros te recomendamos que eches un vistazo a las diferentes dietas que puedes consumir en cuanto llega la noche. Si te alimentaras de forma adecuada te darás cuenta de que es mucho más sencillo poder conciliar un sueño que realmente sea reparador.

Si comemos mal, no lograremos descansar bien y esto, a su vez hará que comamos mal al día siguiente. Se generará un círculo del que será muy complicado poder escapar.

Ahora ya sabes algunos de los riesgos más importantes que puede tener el hecho de seguir una mala alimentación para el descanso, o viceversa: los riesgos de un mal descanso puede tener para nuestra alimentación.