La importancia de llevar un calzado cómodo para descansar los pies

La importancia de llevar un calzado cómodo para descansar los pies

¿Cuántas veces nos hemos repetido eso de que para presumir hay que sufrir? Lo cierto es que se trata de un dicho ya muy anticuado. De hecho, los expertos han demostrado que elegir un calzado inadecuado e incómodo puede afectar a nuestro pie de una forma catastrófica, haciendo que tengamos problemas de salud muy importantes como, por ejemplo, dolores de espalda.

Tu vida puede ser mucho más llevadera si logras dar con el calzado adecuado.

Consejos para elegir el calzado perfecto

¿Para qué lo vamos a utilizar?

Tanto si queremos comprar un calzado cómodo para mujer como para hombre, lo primero que hay que considerar es el uso que se le va a dar.

Como ya puedes imaginar, no será lo mismo comprar un calzado que vayamos a utilizar para llevar al trabajo, como uno que simplemente sirva para andar, para correr o ir elegante a una fiesta. Ten siempre presente el uso que darás a ese calzado para hacer bien tu elección.

Transpiración

Los expertos alertan de los riesgos de que nuestros pies no puedan respirar. Básicamente se concentrarán importantes niveles de humedad y esto, entre otras aspectos, podría llegar a desencadenar problemas relacionados con bacterias y hongos.

Es recomendable elegir siempre un calzado que se haya fabricado utilizando como material el cuero, el cual es adecuado para conseguir ese nivel de transpiración deseado.

Elige un calzado que se adapte a tu pie

No cometas el error de elegir un calzado que sea rígido para tu pie. La razón de ello es que podría llegar a irritarte o incluso, hasta a producir heridas. Lo mejor que puedes hacer es buscar zapatos flexibles y suaves evitando que sean rígidos.

Antes de elegir ningún modelo en cuestión, es importante analizar su interior para seleccionar alguno que no lleve costuras internas. ¡Te sentirás mucho más cómodo!

Espacio

El pie siempre debe disponer del espacio suficiente para moverse con libertad. El objetivo principal es que el zapato se adapte a nuestro pie y en ningún caso al revés.

Por mucho que nos guste un determinado modelo de zapato, si no encontramos nuestra talla, lo mejor que puedes hacer es olvidarte de él y elegir una opción mejor.

El problema de los zapatos planos o con mucho tacón

Los zapatos totalmente planos como las bailarinas no son una buena opción porque el pie no consigue la curvatura que necesita para que nos podamos desplazar con comodidad. Por otra parte, también es importante saber que el tacón que tiene una altura superior a los 5 cm podría llegar a deformar nuestro talón.

Sujeción

Por último, también conviene sopesar el criterio de la sujeción. Es importante que el pie esté bien sujeto, que tenga hebillas, cordones o algo similar para que no se nos pueda desplazar en cualquier momento.

Atendiendo a estos consejos sobre zapatos, seguro que no tardas en conseguir uno que te quede perfectamente y que te dé la comodidad que esperas de él.