¿Cómo escoger el textil de las camas para dormir mejor?

Un alto porcentaje de personas tienen problemas para conciliar el sueño.

Aunque en la mayoría de ocasiones las causas son por algún problema de estrés o trastornos derivados, lo cierto es que en otras ocasiones el problema puede ser de la propia cama: o bien no dormimos con el colchón adecuado a nuestro cuerpo, o bien las sábanas son incómodas, muy frías o muy calurosas o cualquier otro tipo de situación.
Es por ello por lo que nosotros hemos creado esta completa lista para ayudarte a elegir el textil hogar que más se ajuste a lo que estamos buscando.

Tips para escoger el textil de las camas y descansar mejor

textil-hogar-camas

Calidad del tejido

Muchas personas se lanzan a comprar siempre el “textil hogar” más económico que encuentran sin darse cuenta de que realmente esto puede llegar a interferir en su descanso.
Lo ideal es que escojamos los mejores materiales del mercado; aquellos que han sido cuidadosamente elegidos para conseguir mantener una buena estética adaptándose a la situación de la habitación, pero también para propiciar un buen descanso.
Vale la pena gastar un poco más y saber que estamos invirtiendo en confort.

Tipos de materiales

Otro de los detalles que tenemos que tener en cuenta son los diferentes tipos de materiales que tenemos a nuestra disposición. Entre ellos destacamos el algodón de gran calidad, el pima/supima, el sintético, el lino entre otros.
Cada uno de ellos se adaptará en base a las exigencias de cada persona (si tienen alguna alergia o problema relacionado) así como a la estación en la que nos encontremos: hay algunos materiales más ligeros que otros, por lo tanto darán menos calor.
La idea es escoger el material perfecto es base a lo que necesitemos en ese momento determinado.

Diseño y juego de colores

En un primer momento podemos llegar a pensar que el color no nos dice gran cosa sobre nuestro descanso… aunque realmente no es así. Está comprobado que si se consigue una armonía de colores que nos guste, nos hace estar mucho más relajados y así que sea más sencillo poder conciliar el suelo.
Los colores demasiado agresivos nos animan, por lo que es complicado dormir. Aquellos que son relajantes consiguen el efecto contrario.
Presta atención al color, puede ser el elemento determinante que no te deja dormir por las noches.

Resistencia al paso del tiempo

Este es otro de los criterios más destacados a tener en cuenta: por mucho que un material sea de la máxima calidad posible, llegará un momento en el que se empiece a desgastar y pueda producir irritaciones, picores o simplemente que no podamos dormir con la misma eficiencia que antes.
De aquí se deduce la importancia de ir renovando de forma continua el textil de cama y así conseguir el descanso que llevamos tanto tiempo buscando sin parar.