¿Cómo se aplica la hipnosis para perder peso?

como-se-aplica-la-hipnosis-para-adelgazarLa hipnosis para adelgazar es una técnica cada vez más empleada por sus evidentes beneficios. Uno de los centros más especializados en este ámbito, elpradopsicologos.es, ayuda a quienes carecen de la fuerza de voluntad suficiente como para llevar un régimen estricto, aquellas personas que suelen comenzar con muchas ganas, pero que pasadas un par de semanas a lo sumo abandonan y sufren los efectos de ello.

Ahora bien, ¿cómo funciona el tratamiento de hipnosis para adelgazar de manera efectiva? Estos son los pasos que llevan a perder peso gracias a esta terapia tan innovadora.

Proceso previo a la sesión de hipnosis para adelgazar

Antes de comenzar con la hipnosis en cuestión, se hace una evaluación previa sobre los antecedentes del paciente, con el fin de conocer mejor el estado en el que se encuentra, sus antecedentes familiares y todo aquello que pudiera provocar hasta cierto grado ansiedad, estrés o sentimientos que lleven a alguien a refugiarse en la comida como salida, por ejemplo.

Hay dos tipos de evaluación, la prehipnótica, que se realiza en un estado completamente consciente, y otra en la que se somete a quien quiere adelgazar a una situación más cercana a la hipnosis, donde se ahonda en el subconsciente para encontrar puntos que la consciencia trata de bloquear, los cuales suelen tener relación con el problema de peso.

Cómo se encauzan los pensamientos para adelgazar con la hipnosis

Una vez que se conocen por completo cuáles son los hábitos, las situaciones y las ideas que llevan a alguien a la relación que tiene en la actualidad con la comida, y que provoca el aumento, se hace que aflore el personaje interior que siente la atracción por la comida, esa especie de voz interior que repite una y otra vez que no importa por saltarse la dieta un día, o que comerse un pastel no tiene nada de malo porque nos lo merecemos.

Cuando aflora ese plano de la personalidad durante el proceso de hipnosis, se razona con ella para que comprenda las razones por las que se necesita perder peso, y se la convence de que nos tiene que ayudar a lograrlo. De este modo, en lugar de minar el trabajo que se hace en pro de perder peso, se la convierte en una aliada más para alcanzar ese propósito. Así los pensamientos recurrentes que impulsan a refugiarse en la comida por alguna razón serán menos frecuentes, además de más fáciles de controlar y apagar.

Un nuevo camino en el pensamiento

Cuando se lleva a alguien a través de la hipnosis para adelgazar, la idea es crear nuevos caminos en la mente que eviten tomar las decisiones anteriores, como la de comer compulsivamente cuando ocurre un problema, o aburrirse de seguir una dieta y recurrir al picoteo pasados unos días.

Este tipo de nuevos caminos es el que permitirá que el peso de más se vaya eliminando. Y no solo eso, sino que el riesgo de volver a coger esos kilos no existirá, ya que la mente habrá sido aleccionada por la hipnosis para adelgazar.