¿Qué conexión existe entre el insomnio y la depresión?

¿Qué conexión existe entre el insomnio y la depresión?

Aunque realmente una persona puede tener insomnio por muchos motivos, es bastante habitual que sufra un cuadro depresivo. Digamos que el insomnio es uno de los muchos factores de la depresión endógena. Puedes encontrar información más técnica aquí.

A este síntoma también le acompaña la fatiga, la falta de interés por cualquier tema, irritabilidad, enfado, dificultad para poder concentrarse en cualquier actividad, desesperanza, ideas suicidas…

Con tan solo echar un vistazo a las cifras extrapoladas de EEUU nos daremos cuenta de la relación. Allí es el trastorno mental más habitual. Recientemente se ha descubierto que es mucho más perjudicial sufrir interrupciones constantes en el sueño que el hecho de dormir poco; el problema es que una persona que sufre una depresión experimenta los dos casos.

depresión insomnio

Por esta razón, la persona afectada no se sumirá en el sueño reparador que todos necesitamos de forma diaria. De esta forma, se sentirá más irritado en su día a día a la vez que cansado. No solo eso sino que se incrementará su nivel de estrés y esto, además, debilitará su sistema defensivo. De esta manera seremos mucho más propensos a sufrir enfermedades o infecciones de gravedad.

De hecho, si una persona que tiene un trastorno depresivo pero consigue conciliar el sueño durante el tiempo correcto, verá como sus síntomas se verán disminuidos.

En la gran mayoría de los tratamientos que combaten la depresión descubrimos que uno de sus efectos es hacernos dormir. Al conseguir ese efecto reparador, es más sencillo que la mente esté preparada para que pueda salir de ese abismo en el que se ha inmenso.

Ahora ya conoces la estrecha relación que existe entre el insomnio y la depresión.