Consejos para mejorar el descanso de los niños

Consejos para mejorar el descanso de los niños

El otro día avanzaba un medio de comunicación de gran tirada nacional, que en los últimos doce años, hemos aumentado el consumo de número de somníferos más de un 50%, una cifra que viene alertar como así ya anunció la OMS múltiples veces, que al humano cada vez le cuesta más dormir, entre otras cosas por la cantidad de problemas y malas noticias que por lo general recibe uno a lo largo del día a no ser que no se reúna con nadie y no encienda la televisión, algo que lo convertiría más que en un humano en un ermitaño.

El caso es que por lo general tendemos a creer que la falta de sueño se produce en personas ya crecidas y sobre todo, cuanta más edad, peor pareciera que durmieran pero por desgracia, cada vez son más los niños que padecen de insomnio, motivo por el cual te vamos a dejar con unos pequeños consejos que no te robarán más de dos minutos y que te ayudarán a conocer como mejorar el descanso de nuestros niños.

Cabe destacar que la falta de sueño desemboca en múltiples problemas, desde los menos graves como pueden ser disponer de un mal humor, a padecer problemas más serios que terminen en agotamiento, fatiga, estrés o depresión si la falta de sueño es continuada en el tiempo.

Mejorar el descanso de niños

Establece horarios

dicen que la rutina acaba con las parejas, pero parece que no con nuestro sueño y acostar a nuestros hijos a la misma hora, termina por acostumbrarles y que a cierta hora se rindan de sueño.

No a la cafeína

ya sí es pequeño, mejor zumos y agua que refrescos con gas y cafeína, pero si es el caso, intenta que lo beban lo más pronto posible, si son un par de horas antes de ir para cama ya con la digestión hecha, mucho mejor.

No aparatos electrónicos

una radio, un reloj despertador, minicadena, televisión o router, disponen de multitud de colores incluso estando apagados. Diferentes estudios han demostrado que además de distraernos a la hora de conciliar el sueño, también ayudan a procesos de ansiedad y fatiga ante la intermitencia por lo general de este tipo de luces.

Estas son algunas claves para que tu niño descanse por las noches, pero también someterlo a actividades deportivas que lo cansen, que no ingiera cenas copiosas y que su cama disponga de un colchón adecuado, estamos seguros que también ayudarán.