¿Cuántas horas deberíamos descansar al día?

¿Cuántas horas deberíamos descansar al día?

Esta es la pregunta del millón ya que parece que cada persona duerme una cantidad de horas diferente. Existen toda una gran cantidad de estudios donde se ha experimentado con pacientes para poder determinar qué tiempo se debe de dormir con el objetivo de estar en perfecto estado para encajar el día a día.

Por lo general, se establece el intervalo de entre 6 y 8 horas; si dormimos menos de 6 horas, no habremos descansado lo suficiente. Si dormimos más de 8 horas, podemos levantarnos fatigados y hasta peor que si hubiéramos dormido menos de lo normal.

Sin embargo, esta cantidad de horas es aproximada y dependerá de cada persona. Según las franjas de edades, podemos establecer lo siguiente:

  • Los niños deben de dormir entre 14-15 horas.
  • Los niños que se encuentran en la edad escolar tienen que dormir entre 10-11 horas y siempre tienen que encontrar la manera de poder adaptar ese horario con el del colegio para conseguir el mejor rendimiento y evitar que estén cansados.
  • Los adultos deben dormir las 6-8 horas que hemos comentado anteriormente. Ahora bien, esto lo deben de hacer todos los días.
  • Los mayores: En este caso nos daremos cuenta de que las necesidades del sueño ya no son las que eran. Ellos tienen un sueño mucho más ligero por lo que se van a despertar en repetidas ocasiones por la noche. Por esta razón, suelen dormir menos horas, pero a cambio, las recuperan en la siesta.

La importancia de dormir siempre la misma cantidad de horas

El cerebro es metódico y le cuesta asimilar los cambios. Si estamos acostumbrados a dormir, por ejemplo, 7 horas, en el momento en el que intentemos dormir más o menos, nos sentiremos aturdidos y necesitaremos un tiempo para adaptarnos a esa nueva situación.

Es crucial, siempre que se pueda, respetar el mismo ritmo.

Lo mismo nos ocurre con el horario en el que dormimos. Si nos vamos a la cama a las 12 de la noche y nos levantamos a las 7 de la mañana, efectivamente, estamos cumpliendo con las 7 horas establecidas. Ahora bien, si un día decidimos cambiar las cosas y nos dormimos a las 11 para despertar a las 6, aunque en principio debería de ser lo mismo, nos daremos cuenta de que el cerebro no lo va a interpretar como tal.

Relajarnos a la hora de dormir es vital para poder conseguir un sueño placentero y reparador; existen unas terapias especiales a base de fosfenos como las recomendadas en la web www.fosfenos.com que te pueden ayudar a relajarte de manera natural.

En este procedimiento, tenemos que observar un foco de luz antes de irnos a dormir. No solo descansaremos mejor, si no que dormiremos más y nos ayudará a poder recordar nuestros sueños.

Para un descanso reparador es esencial seguir una serie de pautas que favorecerán a nuestro bienestar.