¿Por qué debemos dormir sin joyas?

¿Por qué debemos dormir sin joyas?

Collares, gargantillas, pulseras, pendientes, aretes, anillos… todas tenemos joyas que nos encantan y que si pudiéramos elegir no nos quitaríamos nunca. Ahora bien, ¿es conveniente esto? Si aparentemente no nos molestan, ¿pasa algo si no nos quitamos las joyas? Bueno, sabemos que te encantan los anillos de Destellos.es y que desde que te los compraste no puedes estar sin ellos. Pero hay buenos motivos para darles una tregua cada día: cuando te acuestas.

Si vas a dormir, mejor sin joyas

Por tu salud

Proteger tu propia salud, seguramente sea el mejor motivo para quitarse las joyas antes de acostarse a dormir. Pueden existir varios motivos que lo aconsejen. El primero es que sufras alguna dolencia de tipo cardiovascular o hipertensión. En algunos de estos casos es posible que tus dedos, muñecas y tobillos se hinchen durante la noche. Si llevas anillos, tobilleras o pulseras ajustadas podrías oprimir tus extremidades con esa hinchazón extra, lo que puede ser doloroso. Pero, además de dolerte, también podría ser un peligro, ya que si tus joyas impiden la circulación, las afecciones mencionadas podrían empeorar. ¡Cuídate!

Otro motivo de salud está en las reacciones al material de la joya. Si tienes alergia a esos materiales sabrás que no debes usarlas y seguramente nunca lo hagas. Pero es posible que no sea tanto una alergia como una hipersensibilidad, un nivel de intolerancia algo inferior que te permite usar esas joyas durante pocas horas. Si pasas demasiado tiempo con ellas puestas esa sensibilidad podría afectarte, causando picor, escozor, enrojecimiento, irritación, descamación de la piel o incluso ampollas. Si sabes que no deberías llevar puesta una joya más que un par de horas seguidas, ¡más te vale recordar quitártela antes de dormir!

Por último, señalaremos la posibilidad de que te hagas daño si te mueves mientras duermes y la joya se engancha en alguna parte. Podría ser, por ejemplo, que tus pendientes se engancharan de alguna manera con la almohada y, sin darte cuenta, estiraran y dilataran la perforación de la oreja.

Por precaución

Aparte de tu propia salud, hay otros motivos por los que es mejor quitarse las joyas antes de acostarse:

Para evitar dañar a otras personas. Con un mal movimiento mientras dormimos podríamos arañar o golpear con el metal a nuestra pareja.

Para proteger la ropa de cama. Las joyas se podrían enganchar con las sábanas y agujerearlas, picarlas o incluso rasgarlas.

Para proteger la joya. Algunas son delicadas y durante la noche podrían dañarse, soltarse y/o perderse. Si tus pendientes te gustan tanto, ¡cuídalos!

Que no se te olvide

Hay situaciones en las que se nos puede olvidar quitarnos las joyas. Por ejemplo, al llegar a casa cansadas después de un larguísimo día y cambiarnos de ropa o ponernos el pijama: se nos olvida quitárnoslas y no nos damos cuenta hasta pasado un rato o incluso al día siguiente. Ya ves que hay buenos motivos para adquirir la rutina de quitarnos las joyas cuando estamos en casa o vamos a acostarnos. ¡Que no se te olvide!