Los dentistas de Alicante apuestan por la ortodoncia invisible

Los dentistas de Alicante apuestan por la ortodoncia invisible

El mundo de la ortodoncia ha mejorado mucho en los últimos años. Ahora tenemos aparatos mucho más sofisticados y estéticos que consiguen arreglar muchos problemas bucales que podamos llegar a tener.

Uno de las últimas innovaciones que se ha lanzado al mercado ha sido lo que se conoce como ortodoncia invisible en Alicante (o en cualquier otro lugar).

En esta provincia han inventado un sistema de ortodoncia invisible al que han llamado apropiadamente Invisalign. A continuación vamos a destacar todas las características de este sistema para que puedas descubrir lo avanzado que se encuentra el mercado.

Características de las técnicas Invisalign

Lo primero que tenemos que saber sobre este sistema es que en la boca del paciente se introducen removibles transparentes que se pueden quitar y poner con relativa facilidad. La idea es que se lleven durante 24 horas y que se puedan retirar en el momento en el que tenemos que comer o bien cepillarnos los dientes.

Lo mejor de todo es que son completamente invisibles por lo que nadie se podrá dar cuenta de que los llevas.

Tienes que saber que se trata de una técnica que las clínicas llevan utilizando durante muchos años, por lo que han podido ser perfeccionado los errores para conseguir un sistema muy práctico a la par que eficiente.

Tratamiento

El proceso de fabricación de estos alineadores no podría ser más extraordinario: estos se llevan a cabo con una tecnología que se adapta a las necesidades de cada paciente. A diferencia de los sistemas de ortodoncia tradicionales, en este caso se tiene en cuenta hasta el más minúsculo detalle de la boca del paciente para crear unos alineadores adecuados para ella; solo así se consiguen los mejores resultados.

Se utilizan herramientas de imágenes digitales en 3D; luego son procesadas y adaptadas a lo que se va a fabricar.

Cada uno de los alineadores tiene su papel fundamental en el proceso; se encargará de adaptarse a cada diente permitiendo el movimiento que se considere necesario.

Duración

Se calcula que los alineadores deben de cambiarse en un tiempo aproximado de unos 15 días; no obstante, esto lo tendrá que decidir el experto especializado ya que cada uno de ellos habrá sido diseñado de una manera distinta, por lo que también dependerá de las necesidades que cada paciente pueda llegar a tener.

Se trata de un tratamiento que necesita de supervisión continua por esta razón las visitas no se prolongan tanto como habitualmente. Básicamente no son más que un pequeño seguimiento; en el caso de que se compruebe que todo está correcto, no habrá que realizar nada más.

Efectividad

Se calcula que la efectividad es la misma o, incluso, superior que con los aparatos dentales tradicionales. Es cierto que en algunos casos puede que la efectividad que se espera de ellos no sea la que se consigue sin embargo, será entonces cuando los profesionales analizarán la situación y recomendarán unos más adecuados.

Un nuevo sistema que está revolucionando el mundo de la ortodoncia.