El estrés y la ansiedad son unos de los principales problemas de salud sexual

instituto haysoluciones

 

Los problemas de salud sexual son unos de los temas que más preocupan a los hombres. La ansiedad y el estrés son unas de las principales causas.

Los problemas de salud sexual son unos de los temas que más preocupan a los hombres, sobre todo cuando se cumple cierta edad, y los diferentes problemas comienzan a ser más comunes. Muchas veces estos problemas surgen a raíz de una falta de testosterona, la hormona sexual masculina y la encargada de permitir mantener relaciones sexuales. Pero hay otras muchas veces en las que los problemas sexuales pueden aparecer a raíz de una fuerte carga de estrés y de ansiedad, tal como afirma el Instituto de Medicina Sexual Haysoluciones.com.

La falta de testosterona suele aparecer a partir de cierta edad, normalmente alrededor de los 45-50 años, por lo que una persona que sufra problemas de disfunción eréctil temprana o cualquier otro tipo de problema sexual, se deberá casi con total seguridad a causa del estrés, de la ansiedad o de un mal descanso.

De hecho, según el Instituto de Medicina Sexual Haysoluciones.com, cada vez son más habituales los problemas de disfunción eréctil a causa de la ansiedad y del estrés. Este tipo de disfunción se conoce entre los expertos como disfunción eréctil psicógena, ya que se debe a diferentes problemas psicológicos.

Este tipo de disfunción se suele dar en personas que llevan un ritmo de vida muy elevado y en las que el estrés está a la orden del día. En estos casos, la disfunción suele ser más habitual. Existen dos tipos de impotencia a causa del estrés diferentes, te las contamos.

 Problemas sexuales a causa del estrés o de la ansiedad

Es posible que si te encuentras en un momento de tu vida en el que el estrés tiene un papel protagonista, estés cerca de sufrir este problema. Al estrés le encanta presentarse en mitad de las relaciones sexuales, provocando diferentes problemas en el momento de la erección. Esto se debe a que las personas tenemos un sistema nervioso limitado, y es el que se encarga de responder a los estímulos de nuestro organismo y de alguna forma, hacerlo funcionar.

En un mundo en el que trabajo y las preocupaciones ocupan la mayor parte de nuestro tiempo, es inevitable no dejar de pensar en esas preocupaciones. De esas preocupaciones se encarga también el sistema nervioso, por lo que cuando vas a realizar el acto sexual, es posible que a causa del estrés, no consigas las condiciones necesarias.

Lo más recomendable en estos casos es acudir a un psicólogo que te permita liberarte de toda esa cantidad de estrés y sentirte mucho mejor contigo mismo. En caso contrario, es posible que lo que comenzó como disfunción eréctil, acabe por provocar una falta de apetito sexual o problemas de eyaculación precoz.

Ansiedad provocada por el sexo

Lo más habitual es sufrir ansiedad y estrés a causa de un día a día demasiado ajetreado, pero también hay mucha gente que esos problemas le aparecen por diferentes pensamientos negativos que están relacionados con el momento de practicar el sexo. Pueden ser muchas las causas, aunque normalmente suelen estar relacionadas con alguna mala experiencia del pasado.

Mucha gente piensa previamente a realizar el acto sexual, que va a sufrir disfunción eréctil y no va a poder llevar a cabo el coito. Esto se debe a la inseguridad y a los nervios que sufre una persona. Cuando ocurre esto, tienes todas las papeletas de que vayas a sufrir la disfunción. Por lo que es importante que te pongas en manos de un psicólogo sexólogo o en un centro especializado como el Instituto de Medicina Sexual Haysoluciones.com.