Pasos para lograr un cuerpo alcalino y menos ácido

Pasos para lograr un cuerpo alcalino y menos ácido

Seguro que ya sabes las ventajas de tener un cuerpo alcalino. Básicamente es un cuerpo que se ha conseguido deshacer de gran parte de sus toxinas y ayuda a que nuestra salud esté en estado óptimo.

Conseguir un cuerpo alcalino es sencillo si se siguen al pie de la letra algunos consejos y consideraciones. Queremos ayudarte con esto y, por esa razón, tenemos preparado unos tips muy especiales que harán mucho más sencillo que seas capaz de cumplir con este objetivo.

Consejos para conseguir un cuerpo alcalino y reducir la acidez

Encuentra el equilibrio perfecto

Lo primero que tienes que hacer es sumar a tu dieta alimentos alcalinos y dejar a un lado los ácidos.

Algunos de los alimentos ácidos más característicos es el alcohol, el café, el chocolate, la leche, el arroz, la carne roja, las frutas. Por supuesto, algunos de esos elementos son buenos para la salud, por lo que no hay que dejarlos de lado. Eso sí, se debe de limitar su consumo.

Pasta, espinacas, algas, aguacate, limón, té verde o jengibre son algunos alimentos que ayudarán a que tu cuerpo sea más alcalino.

Haz deporte

Si llevamos una vida sedentaria, será mucho más difícil alejarnos de esa acidez que tanto nos está costando dejar atrás. Si haces ejercicio de forma continua, conseguirás dejar las toxinas a un lado y, de esta manera, tu cuerpo funcionará de la forma correcta.

La importancia de hidratarse correctamente

Se recomienda tomar, como mínimo 2 litros de agua de manera diaria; de esta manera estaremos hidratados y, además, contribuiremos a eliminar las toxinas que se puedan haber acumulado en nuestro cuerpo.

Ahora bien, esa cantidad de agua dependerá de nuestra constitución, de nuestra edad, de la dieta que sigamos, así como toda una serie de factores que es importante considerar.

Equilibrio mental

Los expertos aseguran que los trastornos mentales como el estrés o la ansiedad pueden llegar a repercutir de una forma muy negativa en nuestra salud. Por ejemplo, el estrés hace que nuestras hormonas estén en tensión y que dejen toxinas en ciertas partes de nuestro organismo.

Es importante poder encontrar actividades que nos ayuden a mantener a raya este estrés y a evitar que estos problemas se puedan llegar a producir.

Intenta conseguir el equilibro en los puntos anteriores y verás cómo consigues un cuerpo alcalino.