Productos básicos para el cuidado del bebé

Productos básicos para el cuidado del bebé

El cuidado de tu bebe requiere paciencia y cariño, pero también hay algunos productos que debes tener siempre disponibles en casa.

Para cuidar e hidratar la piel de tu bebé

La piel de tu bebe es delicada y extremadamente sensible. Todos los productos que utilices deben de ser de calidad y específicos para bebé. En el baño es cuando debes prestar especial mimo y cuidado a la piel de tu bebé, evitando cualquier producto que pueda alterar su pH, o causarle una irritación. Entre las marcas de confianza, destacan varias, pero en este artículo podréis ver las mejores marcas de cremas para la piel del 2016.

Mustela es especialista en el cuidado de la piel del bebé y sabe que no todas las pieles de bebé son iguales, por ello agrupa sus productos en tres líneas para tres tipos diferentes de piel: normales, secas y atópicas. En cada línea de producto puedes encontrar todo lo necesario para el aseo y cuidado de la piel de tu bebé: gel, champú, aceites de masaje…

Si tienes dudas sobre el tipo de piel de tu bebé, consúltalo con tu pediatra.

Piel normal

La piel de bebé es delicada, pero al mismo tiempo goza de una gran vitalidad. Si la piel de tu bebé es normal, tan solo deberás preocuparte de protegerla para que siga igual de sana, eligiendo productos naturales y delicados.

Piel seca

Algunos bebés pueden tener la piel seca, y será preciso hidratarla, pero cuidando de no alterar su equilibrio natural.

Piel atópica

Si la piel de tu bebé es especialmente delicada y propensa a irritaciones deberás observar si existen elementos externos que favorezcan estas irritaciones, como pueden ser los tejidos de su ropa o los detergentes que utilizas para lavarlos. Es importante que, para el baño y aseo, elijas productos específicos para pieles delicadas y atópicas.

Otro producto que no debe faltar nunca en tu bolso es una crema de protección solar.

Para ponerlo guapo y mantenerlo limpio

No olvides llevar siempre contigo toallitas húmedas y pañales, nunca sabes en qué momento podrás necesitarlas.

Necesitarás en su bolsa de aseo un cepillo, un peine, y unas tijeritas para las uñas.

Puedes perfumarlo, pero asegúrate de que es un perfume adecuado.

Para pequeños cuidados

El termómetro va a ser durante algunos años tu compañero más fiel. Compra uno que te resulte cómodo, los hay digitales muy variados y avanzados, y también uno de los de mercurio de toda la vida, por si se acaban las pilas o tienes dudas del buen funcionamiento del termómetro digital.

Bálsamo para las irritaciones del culito, gasas estériles para el ombligo, suero fisiológico y un aspirador nasal son otros elementos que no han de faltar en tu casa.

Por último, recuerda que las cremas antiestrías y reafirmantes han de ser también elegidas con atención, pues a través de la leche materna pueden traspasar efectos adversos al bebé.

Disfruta de la crianza de tu hijo y ten siempre presente que alimentar, asear y cuidar a tu bebé de una forma sana y adecuada, son las bases para que esté saludable y crezca feliz.