Recomendaciones para dormir en verano y descansar plácidamente

Recomendaciones para dormir en verano y descansar plácidamente

Ya sabemos lo complicado que puede ser conciliar el sueño cuando llega la estación veraniega. En invierno es tan sencillo como coger una manta, acurrucarse y nos dormimos de inmediato. Sin embargo, en verano tenemos que encontrar una buena manera para conseguir alejar el calor de nuestro cuerpo.

A continuación te hemos preparado una serie de consejos que te van a ayudar a combatir el calor y a poder dormir de una vez con todas. Unos trucos muy especiales que nos van a cambiar la vida de una forma definitiva.

Tips para descansar en verano

Temperatura

Tenemos que mantener una temperatura en la habitación de entre 19 y 23 grados. Esto se puede controlar si tenemos aire acondicionado en ella. Es muy importante que oscile entre esos dos factores para no tener ni calor ni frío; además, conseguiremos que no se dispare demasiado el consumo y contribuiremos a mantener el medio ambiente.

El frío o el calor son capaces de hacer que nos vayamos despertando a lo largo de toda la noche y eso afectará negativamente a la calidad del sueño.

Cuidado con el ventilador

Si el aire del ventilador apunta directamente a nuestra posición puede producirnos dolores en los huesos. Además, esa corriente intensa hará que tengamos frío y que nos vayamos despertando en la noche.

Seguro que ya conoces la clásica sensación de tener frío, apagar el ventilador, pasar algún tiempo y volver a tener calor, volver a levantarnos y encenderlo nuevamente.

Esos despertares lo único que consiguen es que se altere la calidad del sueño.

La idea es apuntar el ventilador a una zona de la habitación desde la cual podamos sentir el aire, pero no de forma directa. De esta forma estaremos frescos y no pasaremos frío.

Aire acondicionado

Algunos de nosotros dejamos el aire acondicionado puesto toda la noche para intentar dormir. El problema de este tipo de aire es que es capaz de resecar enormemente el ambiente y eso puede contribuir a que enfermemos. Si no tenemos más remedio que ponerlo porque el calor pueda llegar a ser extremo, tendremos que seguir las mismas pautas que con el ventilador: intenta que no te dé directamente.

La idea es que vaya refrescando la habitación pero siempre desde una distancia prudencial para evitar problemas.

Baños para reducir la temperatura

Una de las mejores técnicas para dormir es darse un buen baño antes: si tienes una piscina puedes aprovecharte de ella. En este caso te recomendamos tener cuidado porque tanto en las piscinas como en las playas se producen algunas infecciones tales como la cistitis que no nos dejarán dormir. A pesar de que hay tratamiento cistitis puede ser algo tedioso influyendo en la calidad de nuestro sueño.

Sigue todos estos pasos y por fin llegarás a conciliar el sueño… y no solo eso, sino que serás capaz de mantenerlo durante toda la noche.