Triste adiós para el triatleta francés Laurent Vidal

Triste adiós para el triatleta francés Laurent Vidal

El pasado martes 10 de noviembre nos levantamos con una terrible noticia a nuestras espaldas: el triatleta Laurent Vidal había muerto en la madrugada. ¿El motivo? Había sufrido un paro cardiaco al corazón. Este profesional del mundo del deporte nos deja con tan solo 31 años.
El año pasado ya sufrió un problema parecido en una sesión de natación.
Murió en su domicilio junto al Mediterráneo, en Gigean (situado en Montpellier, Francia).

Un pequeño repaso a su trayectoria

Este atleta profesional había quedado finalista en los Juegos Olímpicos de Londres en el año 2012 cuando terminó en quinta posición. Además, en la misma edición facilitó a su amigo Javier Gómez Noya quien siendo de la misma generación había conseguido la plata. Actualmente se encontraba entrenando a su pareja, Andrea Hewitt, que es la actual subcampeona mundial en el ámbito del triatlón.
Lo más trágico de toda esta historia es que la pareja tenían planeado casarse en octubre del 2016.
El año pasado, en el momento en el que le detectaron a Vidal ese problema en su corazón, este decidió que había llegado el momento de retirarse completamente de la competición del más alto nivel y solo dedicarse a seguir entrenando a su novia.

triatleta-laurent-vidal
Por supuesto, los tweets homenajeando no han tardado en llegar. Por un lado queremos destacar el que ha escrito Marisol Casado que es la actual presidenta de la Unión Internacional de Triatlón. En él ha querido remarcar la energía que tenía Vidal en todos sus entrenamientos y como siempre estaba lanzando nuevas ideas y encabezando iniciativas con el objetivo de mejorarlos.
Por otra parte, también tenemos un tweet muy emotivo del presidente de la república gala, François Hollande en el que ha recordado lo profesional que era Vidal en sus entrenamientos y ha dado el pésame a toda la familia y, sobre todo, al deporte francés en general.
Vidal lanzó un tweet en el 2014, justamente después de haber sufrido el primer paro cardiaco en el que establecía que a partir de ese momento el triatlón, aunque seguía siendo su pasión en la vida, pasaba a ser algo secundario, que lo que quería estar con su familia durante el resto de su vida.
Una trágica noticia y una gran baja para el mundo del deporte.