Un estudio afirma que los hombres enferman más que las mujeres

Un estudio afirma que los hombres enferman más que las mujeres

Algunas estaciones del año son más propicias para el contagio de enfermedades y virus varios por hombres y mujeres. El verano es la estación que suele conllevar menos visitas a las consultas médicas, de hecho, muchos son los especialistas que asocian al buen tiempo con una época de menos proliferación de las enfermedades.

Unos cuantos incluso se aventura a afirmar que el tener más dolencias o padecer de más malestares está estrechamente vinculado con el estado psicológico del paciente. Tal es así, que aquellas personas que padecen de menos estados de ansiedad y depresión y con tendencia a un carácter positivo y alegre, tienen menos riesgos de sentirse indispuestos.

En cuanto al sexo, diferentes estudios como los llevados a cabo por la Universidad de Queensland en Australia hace unos años y, más recientemente el elaborado por la Universidad de Gante, confirman que los hombres enferman más que las mujeres. Este último estudio va incluso más lejos, al corroborar que las mujeres tienen una capacidad mucho más amplia a la hora de aguantar el dolor y son más fuertes frente a cualquier enfermedad.

El sistema inmunológico femenino pueden vanagloriarse al día de la fecha, de ser mucho menos vulnerable, característica esta que los investigadores han asociado a los microARNs codificados en el cromosoma X de las mujeres. Estos cromosomas son dobles frente a la singularidad del que poseen los hombres. Según el propio Claude Libert, investigador participe en el estudio, estos microARNs colaboran en la defensa del sistema inmunológico.

Cabe señalar, que resulta de importante relevancia el hecho de que a la fecha son más las mujeres cuya edad supera la de los varones. Esto es así tanto en la especie humana como en los animales, según las estadísticas más recientes que tenemos acerca del tema. A ello se suma la disposición de las mujeres a disfrutar de una mejor calidad de vida con los años y su mejor capacidad de enfrentarse a cualquier patología.

Asimismo, en todos y cada uno de los estudios que se han llevado a cabo durante décadas en relación con dicha temática, se refleja que esa resistencia más elevada de la mujer a las enfermedades también va disminuyendo de una manera progresiva con el paso de los años. Esto es algo que diferentes especialistas médicos han asociado a la llegada de la menopausia. Parece ser que el hecho de que las mujeres dejen de ovular y de tener sus períodos de una manera regular, hace que muchas de ellas empeoren su estado de salud.